Recetas de canapes faciles y baratos

Ensalada de piña y marisco

Ensalada de piña y marisco

Trucos para que tus platos sean mucho más rápidos, más fáciles, menos tediosos, más baratos o incluso más bonitos, que ya sabes que la gente come por los ojos
5 guisos de carne caseros

5 guisos de carne caseros

¡Muy buenas amig@s. Ayer fueron unos canapés muy ricos y hoy toca una serie de recetas de guisos de carne
CANAPÉS NAVIDEÑOS

CANAPÉS NAVIDEÑOS

Además, son super baratos y si os organizáis un poco no cuestan tanto hacerlos. mi hermana mayor, como viene ya sobre la una, prepara el cóctel de gambas, mi hermana pequeña, cómo siempre sale de fiesta, se levanta sobre la una y prepara la mesa con todos los detalles, yo, que soy la hermana mediana, preparo el postre (aunque éste lo hago el día anterior), y esa mañana, sobre las diez, hago los canapés, estos canapés
Pate express con canapé roll

Pate express con canapé roll

Coloca las rebanadas de pan superpuestas unas sobre otras y sobre un trozo de papel film abundante. Cuando hayas llegado al final del rollo envuélvelo completamente en el film
Fiestas y celebraciones

Fiestas y celebraciones

He puesto siempre ingredientes sencillos y baratos. Os dejo algunas sugerencias, todas muy fáciles, para esas fiestas y reuniones que se acumulan estos días previos a Navidad
Pimientos caramelizados

Pimientos caramelizados

Trucos para que tus platos sean mucho más rápidos, más fáciles, menos tediosos, más baratos o incluso más bonitos, que ya sabes que la gente come por los ojos
Patatas a lo pobre

Patatas a lo pobre

Trucos para que tus platos sean mucho más rápidos, más fáciles, menos tediosos, más baratos o incluso más bonitos, que ya sabes que la gente come por los ojos
Menú semanal, semana número 7

Menú semanal, semana número 7

Se puede decir que esta tapa es una de las más famosas de nuestra gastronomía y una de las más económicas, ya que sus ingredientes son muy baratos

CANAPES VARIADOS 3 F

FACILES, FRIOS Y DE FIESTA. En bandeja, en tartaleta, volaban y no podemos olvidarnos del sicodélico erizo