Recetas de cocadas caseras

Cocadas caseras

Cocadas caseras

Cocadas caseras, deliciosas y muy naturales. Cocadas caseras, deliciosas y muy naturales. El aroma del coco y la esponjosidad, con el punto justo de azúcar hacen de éste un dulce muy delicado
Cocadas

Cocadas

A los niños normalmente también les suelen gustar, ya que al ser caseras no dejan esa sensación seca en la boca que suele dejar el coco
Calabaza de Cidra o Cabello de Ángel

Calabaza de Cidra o Cabello de Ángel

Calabaza de Cidra o Cabello de Ángel. 30/09/2014Por Ague2 Comentarios. La calabaza de Cidra o cabello de ángel más conocida es una calabaza de invierno,
B izcocho de claras y chocolate

B izcocho de claras y chocolate

A veces las utilizo para hacer macarons, cocadas. Si de vez en cuando hacemos Natillas caseras, seguro que os pasa como a mí, que os sobran las claras y hay que reciclarlas
Galletas caseras de coco ( cocadas )

Galletas caseras de coco ( cocadas )

 Si os apetece contarme algún detalle de la receta o de otras, recomendarme,darme opciones, consultas o lo que más os apetezca acerca de tartas caseras mis pasteles o postres caseros, podéis contactar conmigo por todos los medios de la web o bien por mi correo electrónico
“COQUES DE DACSA”

“COQUES DE DACSA”

Les “Coques de dacsa” (cocas de maíz) o “Coques a la calfó” son típicas de algunas poblaciones de la comarca de La Safor
Arroz con coco y pescado frito

Arroz con coco y pescado frito

 la carimañola, el ceviche de camarones, las cocadas, el sancocho de pescado, el mote de queso y por supuesto, mi favorito, la arepa de huevo
La dulce y espesa historia del manjar blanco: ¿un producto de origen chileno?

La dulce y espesa historia del manjar blanco: ¿un producto de origen chileno?

Aparecieron también los manjares sólidos vendidos en cubitos (parecidos al jamoncillo mexicano), variedades de famosas calugas de venta popular (como alguna del célebre calugón "Pelayo"), las versiones industriales de cocadas y otros de esos dulces redondos de manjar mezclados con coco, y hasta unas pequeñas bolsitas de plástico tipo sachet con manjar en su interior, que se consumían en los ochenta apretándolo sobre la boca