Recetas de como organizar una fiesta para pocas personas

0 Guardada

Trufas de chocolate {y que viva el amor!}

15-20 minutos una vez templada. nuestra ganache no ha de quedar ni demasiado dura ni demasiado blanda; lo justo para poder modelarla y que conserve su forma con facilidad. con ayuda de una cuchara (yo suelo utilizar mi tablespoon de medir, porque es redonda y tiene el tamaño perfecto), vamos cogiendo cucharadas de ganache y, con las manos bien secas (incluso, espolvoreadas con un poco de azúcar glass), les vamos dando forma de bola, lo más redonda posible, hasta que ya no nos quede más ganache. una vez formadas nuestras trufas, las colocamos en una fuente amplia, las cubrimos con film transparente y refrigeramos durante al menos 2 horas una vez listas nuestras trufas, tamizamos el cacao en un cuenco amplio o plato hondo. retiramos las trufas del frigorífico y empezamos a pasarlas por el cacao, haciéndolas rodar con suavidad, de forma que toda la superficie exterior quede perfectamente recubierta. yo prefiero hacerlo de una en una para poder controlar mejor el proceso, pero también podemos introducirlas todas a la vez y remover con mucha suavidad, asegurándonos de que todas han quedado recubiertas de cacao. finalmente, una vez recubiertas todas las trufas, sacudimos con suavidad el exceso de cacao con ayuda de un pincel de repostería. y ya están listas nuestra trufas de chocolate para terminar de rematar una velada perfecta.en el improbable caso de que sobren, se han de conservar en un recipiente hermético durante 2-3 días (hasta 4 si se mantienen refrigeradas). notas * - en caso de no disponer de azúcar vainillado, se puede utilizar sencillamente azúcar blanco. sin embargo, conviene saber que hacer tu propio azúcar vainillado casero no puede ser más fácil: si alguna vez has utilizado vainas de vainilla para aromatizar leche (por ejemplo, al hacer crema pastelera), no se te vaya a ocurrir tirarlas una vez terminada la receta. lávalas y prueba a introducirlas en un tarro hermético de cristal con azúcar blanco y, en poco tiempo (unos 8-10 días), tendrás azúcar aromatizado casero. como le habrás quitado las semillas, el aroma será más sutil que si hubieras hecho azúcar vainillado al uso, pero te aseguro que incluso así es un escándalo de rico. puedes utilizarlo del mismo modo que el azúcar blanco para dar un toque extra de sabor a cualquier elaboración dulce.- si al trocear el chocolate, hubiera quedado algún pedazo más grade, es posible que no se acabe de fundir al entrar en contacto con la nata caliente. introduce el recipiente en el microondas a potencia media durante unos segundos (no más de 10) y prueba de nuevo. también podemos colocar el cuenco al baño maría (sin que éste toque el agua hirviendo) mientras removemos con las varillas hasta que no queden restos sólidos de chocolate.- en lugar de cacao, también podemos recubrir nuestras trufas de chocolate con fideos de chocolate, coco rallado, frutos secos picados, sprinkles de colores, etc. 3.2.2885, 2 cucharadas) de mantequilla sin sal 180 ml (¾ cup) de nata líquida (mín. 35% mg) 25 g (2 cucharadas) de azúcar vainillado* 30 ml (2 cucharadas) de café expreso y/o licor, tipo: rom, brandy, grand marnier, baileys o cualquier otro que nos guste (opcional) 25 g (¼ cup) de cacao puro en polvo, para recubrir elaboración colocamos el chocolate troceado junto con la mantequilla, también cortada en pequeños dados, en un cuenco mediano resistente al calor. reservamos. en un cazo mediano a fuego medio, combinamos la nata y el azúcar y removemos continuamente con unas varillas hasta que este último se disuelva por completo. llevamos a ebullición e inmediatamente vertemos sobre el chocolate y la mantequilla y dejamos reposar durante un par de minutos sin remover. pasado este tiempo, y con ayuda de una espátula de silicona o unas varillas, empezamos a combinar la mezcla de chocolate y nata hasta que adquiera una textura suave y brillante. si vamos a añadir café o algún licor, ahora es el momento. mezclaremos siempre empleando movimientos envolventes con suavidad, de forma que no se incorpore demasiado aire a la mezcla; de lo contrario, podrían quedar atrapadas en el interior al solidificarse y no queremos una ganache esponjosa. dejamos enfriar sobre una rejilla a temperatura ambiente durante unas 2-3 horas también podemos acelerar este proceso si refrigeramos la mezcla, bien cubierta con film transparente, durante unos