Recetas de de un dentista

4 Guardada

Clafoutis clásico {Tarta de cerezas francesa}

2 cucharadas) de azúcar blanco 30 ml (2 cucharadas) de kirsch (opcional) 20 g (1 cucharada + 1 cucharadita) de mantequilla sin sal, derretida (más mantequilla extra para engrasar) 25 g (2 cucharadas) de azúcar demerara (más azúcar extra para espolvorear) 50 g (¼ cup + 2 cucharadas) de harina de trigo normal ¼ cucharadita de sal 2 huevos (m) 270 ml (1 cup + 2 cucharadas) de leche entera ralladura de medio limón, 3 gotas de extracto de almendra (opcional) elaboración lavamos las cerezas, les quitamos el tallo, pero no el hueso, y las aplastamos ligeramente sin llegar a partirlas (tienen que seguir quedando enteras). colocamos la fruta en un cuenco amplio junto con 2 cucharadas (25 g) del azúcar blanco y el kirsch (si lo vamos a usar) y mezclamos con cuidado hasta que quede todo bien impregnado. cubrimos con film transparente y dejamos macerar durante al menos 2 horas pasado este tiempo, precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºc (350ºf) y colocamos la rejilla del horno a media altura. con ayuda de un pincel de repostería, untamos de mantequilla ligeramente el interior de un molde redondo para tartas de unos 24 cm de ø (preferiblemente sin base desmontable, pues el relleno es muy líquido y podría salirse), añadimos el azúcar demerara y hacemos girar suavemente el molde para que llegue a toda la superficie interior y rincones. reservamos. en un cuenco grande aparte, con ayuda de unas varillas, batimos los huevos y añadimos el resto del azúcar blanco (50 g), la leche, la mantequilla y la sal y mezclamos hasta conseguir una mezcla suave y homogénea. a continuación, la tamizamos la harina sobre la mezcla anterior y mezclamos hasta asegurarnos de que no queda ningún grumo. por último, añadimos el extracto de almendra (si lo vamos a usar) y la ralladura de limón y mezclamos de nuevo hasta combinar por completo. vertamos la mezcla anterior en el molde y añadimos las cerezas, una a una y sin el jugo, repartiéndolas uniformemente por toda la superficie de forma que queden en una sola capa, sin amontonar. horneamos durante unos 35 minutos, lo justo hasta que el relleno se cuaje pero sin resecarse. retiramos del horno y espolvoreamos con un poco más de azúcar demerara. dejamos templar sobre una rejilla al menos unos 15-20 minutos antes de consumir. servimos preferiblemente templada.aunque no será lo mismo, podemos disfrutarla fría durante los 2-3 días posteriores, siempre que la conservemos refrigerada y bien cubierta. notas - yo he optado por no añadir el jugo de la maceración de las cerezas esta vez, pues no quería que estuviera demasiado "cargada" de licor y he preferido que no se mezclara los colores de ambas cosas, pero puedes añadirlo perfectamente si quieres un clafoutis más “espiritoso” y/o vistoso.- también puedes dedicarte a deshuesar las cerezas previamente para evitar tener que retirar los huesos según te vas comiendo tu tarta, pero si los vas a dejar, avisa al personal, no sea que empieces a recibir facturas de dentistas ajenos ;)- en lugar de kirsch, se puede utilizar cualquier otro tipo de licor, tipo brandy, ron, vino dulce, grand marnier, amaretto, etc.- puedes incluso hornear y servir tu clafoutis en una skillet o sartén de hierro colado en vez de emplear un molde para tartas. el resultado es impresionante. 3.3.3077
2 Guardada

Magdalenas de nata

300 gr. de azúcar, 250 gr. de mantequilla (blandita, a punto de pomada), 4 huevos medianos, 200 ml de nata líquida