Recetas de decorados para pasteles con azucar glass

0 Guardada

Emily Dickinson’s Gingerbread {y alguna que otra cosa más}

350 degrees f). cubrimos la bandeja del horno (o un molde rectangular de unos 30 x 40 cm) con papel vegetal de hornear y reservamos. retiramos la masa del frigorífico, la colocamos sobre una superficie de trabajo entre dos pliegos de papel vegetal y estiramos con el rodillo de amasar hasta conseguir un rectángulo de unos 30 x 40 cm y 1 cm de grosor. hemos de acabar con una superficie perfectamente plana y lisa. si nuestra masa estuviera demasiado endurecida recién salida de la nevera, la dejaremos reposar a temperatura ambiente durante unos 10 minutos hasta que resulte más fácil manipularla. espolvoreamos con un poco de harina y presionamos un rodillo (o tapete) texturizador con firmeza pero sin aplastar, de forma que quede bien impreso el diseño. este paso es opcional, podemos dejar nuestro gingerbread liso y sin ningún tipo de decoración. en caso de haberlo decorado con algún tipo de relive, cubrimos con film transparente y refrigeramos de nuevo durante al menos 30-40 minutos. colocamos la plancha de gingerbread sobre la bandeja del horno (o molde rectangular) que habíamos preparado con papel vegetal y horneamos durante unos 15-18 minutos hasta que los bordes estén ligeramente dorados y toda la superficie haya perdido el aspecto de humedad inicial. retiramos del horno y cortamos en porciones, según el tamaño deseado, con un pequeño cuchillo de sierra bien afilado. colocamos cada porción sobre una rejilla con ayuda de una espátula plana para que vayan enfriándose y mientras tanto preparamos el glaseado, en caso de haber optado por añadirlo. del glaseado: con ayuda de unas varillas, mezclamos el azúcar glass con el agua hasta conseguir una pasta homogénea y suave. mientras nuestro gingerbread aún está templado, aplicamos el glaseado cuidadosamente con ayuda de un pincel de repostería hasta cubrir la superficie de manera uniforme, pero sin pincelar; con unos toques suaves será suficiente y así no "borramos" el relieve. dejamos enfriar por completo sobre la rejilla hasta que el glaseado se haya solidificado por completo.se conservan en un recipiente hermético en un lugar fresco durante unas 2 semanas. notas - a la hora de montar la nata, aunque sea parcialmente como en este caso, es muy importante que esté muy fría, así como todos los utensilios empleados (varillas y cuenco). de esta forma, se montará antes y con más firmeza.- para evitar que la melaza se quede pegada en los utensilios de medida, resulta muy útil recubrirlos ligeramente con un poco de aceite vegetal; así apenas desecharemos ni una gota.- si lo preferimos, en lugar de la técnica indicada en la receta para decorar nuestro gingerbread, también podemos usar un cortapastas (con o sin texturizador) y hornearlas a modo de galletas.- es más, también puedes hornear la masa de una pieza a modo de bizcocho (algo denso, eso sí), bien ajustada en un molde para loaves mediano (de unos 21x11 cm / 8x4-inch). no necesita refrigeración.- una vez glaseado el gingerbread no se puede congelar.- día nacional (eeuu) del gingerbread: 21 de noviembre 3.2.2885